jueves, 10 de septiembre de 2009

El Marcapaso

Figura: Marcapaso.

El Marcapaso (MCP) es un método de estimulación eléctrica transitorio ó permanente del corazón, que se utiliza en la prevención y/ó tratamiento de diversas arritmias cardíacas (bradidisritmias severas, bloqueo auriculoventricular (AV) completo ó de ramas, entre otros); que ponen en peligro la vida del paciente. El MCP consiste en un dispositivo electrónico que activa el miocardio mediante la emisión de un estímulo eléctrico originado por un generador de pulsos y conducido hasta el corazón a través de un catéter electrodo. Si el estímulo eléctrico es efectivo, es decir, genera una despolarización propagada del miocardio, decimos entonces que se produce una captura. Para lograrlo, el estímulo debe contar con el voltaje eléctrico necesario como para originar una corriente suficiente para despolarizar el corazón. La corriente mínima requerida se denomina intensidad umbral, y el voltaje correspondiente voltaje umbral.
El generador del MCP está constituido por una fuente de alimentación (pila ó batería) y un circuito electrónico que regula su funcionamiento. Ambos están contenidos en una cápsula ó carcaza metálica, que cuenta con un conector para el catéter.
El catéter consta de un conductor metálico recubierto de material aislante, cuyo extremo proximal se conecta al generador, y el distal contacta con el miocardio.

Tipos de MCP: 1) según el tipo de estimulación: pueden ser uni ó bipolares, de acuerdo al camino recorrido por el estímulo eléctrico desde que sale del generador hasta que retorna a él. En los dos, el estímulo llega al corazón por medio del conductor del catéter. En el MCP bipolar, la corriente regresa a través de otro conductor, mientras que en el unipolar lo hace por intermedio del líquido intersticial; 2) según la vía de implante: los MCP se dividen en endocavitarios y epicárdicos. En los primeros, el catéter se introduce por vía venosa y en los segundos por toracotomía; 3) según la programación: pueden ser programables (MCP en los cuales es factible variar los parámetros de funcionamiento en forma incruenta ó no invasiva) ó no programables; 4) según el modo de estimulación: pueden ser fijos ó a demanda. Los MCP fijos ó asincrónicos emiten impulsos en forma permanente, sin tener en cuenta el ritmo de base. Aquellos a demanda sensan ó "vigilan" el ritmo espontáneo; si su frecuencia es superior a un límite prefijado, no operan, y sólo lo hacen cuando ésta desciende por debajo de dicho punto (función de sensado); 5) según la fuente de alimentación: de cinc-mercurio, litio, recargable ó nuclear; y finalmente 6) según el número de cámaras estimuladas: los MCP se clasifican en uni ó bicamerales (aurícula y/ó ventrículo).
Los MCP a demanda poseen circuitos electrónicos que les permiten detectar la actividad eléctrica cardíaca espontánea del paciente. Estos potenciales son captados por el catéter electrodo, que interviene así en un doble proceso: la estimulación y el sensado.


Indicaciones de los MCP: a) Temporarios ó transitorios: en el infarto agudo de miocardio complicado con bradidisritmias y/ó bloqueos AV, de ramas ó completo y en procedimientos quirúrgicos ó semiquirúrgicos en aquellos pacientes portadores de estas mismas bradidisritmias; y b) Permanentes ó definitivos: en bradidisritmias severas sintomáticas (bloqueo AV completo, bloqueos trifasciculares, fibrilación auricular con baja respuesta ventricular); y además en la reversión de taquicardias (supraventriculares, Síndrome de WPW y ventriculares).

No hay comentarios:

Publicar un comentario