viernes, 4 de septiembre de 2009

La Electrocardiografía

Figura: Electrocardiograma.


La electrocardiografía (ecg) consiste en el registro gráfico de la actividad eléctrica del corazón, en condiciones basales (ó de reposo). Su utilidad clínica, en la orientación diagnóstica de las enfermedades cardiovasculares, la constituyen en una herramienta fundamental, imprescindible y de suma importancia para la confirmación de las mismas, en la práctica médica cotidiana.

Bases electrofisiológicas de la ecg: Por la propiedad de automatismo del músculo cardíaco, se genera un estímulo a nivel del nódulo sinoauricular de Keith y Flack, el que es conducido hacia ambas aurículas (a través del haz interauricular de Bachmann), y por el tabique interauricular hacia el nódulo aurículoventricular de Aschoff-Tawara. Desde aquí parte un nuevo estímulo, que es conducido por el haz de His y sus ramas, a todo el miocardio ventricular (a través de las arborizaciones terminales de la red de Purkinje).

El electrocardiograma normal: El primer accidente es la onda P, que corresponde a la activación auricular. El espacio (ó intervalo) PR isoeléctrico que le sigue, corresponde a la sístole (ó contracción) auricular; y expresa el tiempo de conducción aurículoventricular. A continuación se inscribe el complejo QRS ó de despolarización ventricular, coincidente con la diástole (ó relajación) auricular. Luego un espacio isoeléctrico, llamado ST y la onda T positiva, que indican la repolarización ventricular (sístole ó contracción ventricular); y finalmente una línea isoeléctrica de reposo, índice de repolarización cardíaca (diástole ó relajación ventricular).
La onda P puede ser positiva, negativa ó bifásica. La onda Q inicia el complejo rápido QRS y precede siempre a la R. Cuando la Q falta, es la onda R la que comienza el complejo. La S sigue a la R y si a ellas suceden otras ondas positivas y negativas, se llamarían R1, S1 y así sucesivamente. Cuando todo el complejo (QRS) es negativo, se llama QS. Cuando presentan inflexiones se dice que tienen muescas. La onda T puede ser como la P, y a veces le sigue una onda U de escaso significado.

Usos de la ecg en la práctica médica cotidiana: la ecg es de gran utilidad clínica para confirmar el diagnóstico presuntivo de 1) agrandamiento de las cavidades cardíacas (sobrecargas e hipertrofias auriculares y ventrículares); 2) trastornos del ritmo cardíaco (taquicardias, bradicardias); 3) trastornos de la conducción: sinoauricular, aurículoventricular y de las ramas (bloqueos cardíacos); 4) arritmias cardíacas (tales como extrasistolia, fibrilación, aleteo) supraventriculares y ventriculares; y fundamentalmente en la cardiopatía isquémica (ó coronaria): angina de pecho e infarto de miocardio, entre otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario